La importancia de Meditar


Porque es importante la Meditación

Por Daniel Luna


Hablar de meditación es hablar de un estado de armonía, un estado de relajación donde el cuerpo, el alma y el espíritu está en sintonía, lo que nos permite mantenernos en un estado elevado de conciencia.


En la meditación podemos encontrar algunos beneficios como el reconocernos, entendernos, aceptarnos, concentrarnos, ubicarnos, ver dónde estamos parados y hacia dónde queremos ir observándolo desde diferentes dimensiones; es decir, permite una introspección y reflexión desde un nuevo ángulo de visión donde se percibe la alineación de nuestro ser con la Universus o a concentrarnos en nuestro estadío pero de una manera más consciente.

Todo ello nos otorga un beneficio adicional a nivel físico porque permite que las funciones de nuestro cuerpo trabaje y funcione en un equilibrio y ritmo armonioso como también consciente, ayudándonos en nuestras relaciones con los demás y con nosotros mismos siendo liberador y transformador.


La meditación, aunque es una práctica milenaria y atribuida a varias religiones, es una práctica que permite tranquilizar la mente y nos proporciona las herramientas para el control de nuestras emociones y pensamientos haciéndolos conscientes y propios. Numerosos estudios científicos han demostrado que la meditación puede aumentar el grosor del neocórtex, región asociadas con la atención y los procesos sensoriales lo que sugiere la existencia de una relación entre la práctica y los cambios constatados en el cerebro fortaleciendo los músculos mentales de la calma, la claridad y la dicha, incluso cuando no se esté haciendo nada. La meditación es un ejercicio para la mente que le permite aumentar la capacidad volviéndose cada vez más alerta, tranquila y perceptiva como el entrenamiento físico es fortaleza muscular y resistencia, mientras más entrenamos más resistente y competitivo somos.

Cuando la mente está alerta y relajada al mismo tiempo, de manera natural se despiertan tres cualidades mentales como la tranquilidad, claridad y felicidad. Alcanzarlo se requiere que seamos constantes por lo que requiere de persistencia y dedicación, en la medida de que avancemos nos daremos cuenta que podremos entrar a un estado meditativo en cualquier momento como lugar.

Estudios demuestran que la práctica de la meditación revelan beneficios significativos en ocho semanas donde empezaremos a tener más energía, una mente más tranquila, ver las cosas con mayor claridad, veremos que nos enfermaremos menos, seremos más felices sonriendo más, nuestro entorno social será mejor; en general, seremos más dichosos viviendo plenamente ya que el cerebro es capaz de reorganizar su propia estructura a lo que se llama neuroplasticidad, un nuevo campo en la ciencia que sugiere que todo aquello que pensamos, hacemos y observamos modifica la estructura y la función de nuestro cerebro con entrenamiento.

Una definición científica de la meditación es “Una familia de prácticas de entrenamiento mental concebibles para familiarizar a quien las práctica con tipos específicos de procesos mentales”.

Ser conscientes de la importancia de la meditación nos lleva a que la hagamos parte de nuestra vida y ello nos cambia en ver las cosas; nos ofrece tranquilidad, hacernos conscientes y tener control de nuestras emociones, fortaleza y capacidad a los nuevos retos a los que nos enfrentamos día a día, equilibrio de nuestros órganos y reconfiguración de nuestras células y neuronas.

La meditación ayuda al cerebro a utilizar una parte mayor del conjunto de los circuitos de una región del cerebro conocida como certeza prefontral ventrolateral reduciendo la actividad de la amígdala que tiene una posición privilegiada en la zona límbica del cerebro conocida como la “Zona de las Emociones”, pudiera decirse en constante atención y vigilancia ante cualquier situación que pudiera ser una amenaza relacionado con emoción mal encaminada dentro de un modo de lucha, huida y parálisis.

Nuestra intención no es hacer un post de ciencia psicológica ni de asustarlos de técnicas de meditación avanzadas que lo único que se lograría es alejarlos antes de dar inicio a una práctica que nos otorgaría grandes beneficios.

Podemos empezar con pequeños pasos hasta que logremos hacerlo parte de nuestra vida, tómate por lo menos unos dos minutos al día, de manera diaria hasta que poco a poco vayas fortaleciendo los músculos mentales como la analogía que se dio anteriormente con el ejercicio físico, primero se empieza con estiramiento y pequeños pasos hasta que poco a poco ya somos unos resistentes y fortalecidos deportistas.

Podemos también darte como otra analogía lo que por muchos años se dice que la meditación en nuestras vidas es como un vaso de agua lleno con de sedimentos que cuando se agita el agua se vuelve turbia pero al dejar de agitarlo y colocamos el vaso sobre una mesa por un tiempo observamos que lo transparente y cristalina que se vuelve dejando en el fondo que los sedimentos se precipiten; así es nuestra vida, tenemos que dejar por momentos de agitarnos y reposar para que las preocupaciones, miedos, estrés, o cualquier cosa que nos aleje de nuestro ser se precipite dejando que nuestra alma y mente se aclare y cristalice.

Por ello te recomendamos que durante esos dos minutos disfrutes en silencio la existencia de tu ser, lo afortunado que eres y por las grandes experiencias que has vivido de lo que te ha convertido lo que eres hasta hoy con estos pequeños pasos:

· Busca un lugar tranquilo lejos de cualquier ruido o distracción que no te permita la concentración

· Es recomendable que cierres los ojos, ya con el dominio te será posible hacerlo con ojos abiertos. Ambos tienen sus pros y contras, con los ojos cerrados puede ser que te quedes dormido pero a la vez te permite concentración y con los ojos abiertos puede que te distraigas con facilidad pero no te quedas dormido. Sugerimos que uses los dos en lo que tomas práctica. La idea es mantener la concentración en el mayor tiempo posible, lejos de pensamientos y otros que te alejen de tu centro.

· Encuentra una posición cómoda que te permita mantenerte concentrado, una postura que te ayude a mantenerte alerta y relajado durante largo tiempo. Con la práctica y el tiempo podrás adoptar la postura de meditación recomendable llamada "La postura de meditación de los siete puntos":

o Espalda recta como una flecha, pero encontrando tu comodidad

o Piernas cruzadas en la posición del loto

o Hombros relajados hacia arriba y hacia atrás

o Barbilla ligeramente inclinada hacia abajo

o Ojos cerrados o clavados en la distancia

o Lengua pegada al paladar superior

o Labios ligeramente apartados sin apretar los dientes


· Respiración, inhala profundo levantando la caja torácica, sostén el aire por un momento y exhala lentamente y con suavidad bajando los hombros manteniendo la columna vertebral en el sitio.

· Concéntrate en la respiración dirigiendo toda la atención en el movimiento de la nariz y de los pulmones alejando los pensamientos, preocupaciones o molestias poco a poco se irá despejando la mente entrando a un estado de concentración.

Al principio durante tus primeras meditaciones puede que experimentes distracciones con ruidos, pensamientos o sensaciones físicas. No te desesperes o te sientas mal o pretendas que lo estás haciendo mal, recuerda que no hay meditación mala. Sugerimos estos cuatro puntos:

1. Aceptar.

Aceptar lo que está pasando

2. Experimentar sin juzgar ni reaccionar.

Deja que pase no juzgues si es malo o bueno, trata de no reaccionar. En cuyo caso sea necesario que reacciones como una necesidad de rascarse, antes que lo hagas trata de respirar cinco veces. La razón es practicar la creación de un espacio entre estímulo y reacción

3. Si es necesario reaccionar, hacerlo sin perder la concentración.

El objetivo de la meditación no es mantenerse inmóvil, es practicar la concentración; mientras la mantengamos, todo vale.

4. Dejar que desaparezca.

Si quiere desaparecer que desaparezca. Si no, que se quede, es invitar a la distracción o sensación a que se vaya con generosidad y si decide quedarse es aceptarlo con amabilidad durante toda su estancia.

Poco a poco te iras sintiendo en equilibrio y control de tus emociones, pensamientos y acciones dándote una sensación de paz y tranquilidad en armonía contigo y con La Universus.


Orar es hablar con la parte más profunda de nuestro ser

Meditar es escuchar su respuesta


* Gratitud a nuestro querido colaborador Daniel Luna...maravillosa contribución...gracias


#Meditación #Meditar #LaImportanciadeMeditar #EncontrandoTuCentro #Fortaleza #Salud #Armonía #Tranquilidad #Paz #Amor #PasosParaMeditar #RecomendacionesParaMeditar #BeneficiosDeMeditar #BeneficiosDeLaMeditación

Centro de Luz del Ángel
Celular: +52 1 (55) 2755 7141
Deja un Whatsapp y nos comunicamos contigo
Email: contacto@centrodeluzdelangel.com
Dirección: Ciudad de México, 
Colonia Reforma Iztaccihuatl Norte

Gracias por tu visita, regresa pronto!!